Versículos de la Biblia sobre la depresión

Descubre Su Número De Ángel

Es completamente normal sentirse triste de vez en cuando. Después de todo, la vida no es perfecta y está llena de altibajos que nos hacen sentir felices y tristes. Sin embargo, para algunas personas, su tristeza es más severa. Para muchas personas, la depresión tiene un gran impacto en sus vidas.



La depresión es un trastorno del estado de ánimo común que ocurre en 1 de cada 6 mujeres y en 1 de cada 8 hombres. Existe un amplio espectro de depresión, algunos con síntomas leves y otros con síntomas graves.



Para los hombres y mujeres cristianos, la depresión puede ser una circunstancia más desafiante debido al hecho de que la mayoría de las personas creen que creer en Dios, tener fe en Dios, es más que suficiente para hacernos sentir felices, contentos y satisfechos con la vida.



Hay tanto estigma y conceptos erróneos con respecto a los cristianos y la depresión que pueden impedirnos buscar ayuda. También puede hacernos negar que padecemos esta condición, y esconderla bajo la alfombra durante muchos años, hasta que un día, finalmente explota y se manifiesta en muchos aspectos de nuestras vidas.

Entonces, ¿qué dice la Biblia sobre la depresión y cómo podemos usar nuestra fe en Cristo para ayudarnos? Pero antes de eso, primero intentemos comprender los conceptos erróneos asociados con ser cristiano y sufrir depresión.



Conceptos erróneos sobre la depresión y los cristianos

Mito 1: la depresión no es real.
La verdad: la depresión es real y es una enfermedad mental.

Si te rompes el brazo, ¿qué haces? Vas a la sala de emergencias, ¿verdad? Si tiene fiebre durante varios días, vaya al médico o tome medicamentos. Entonces, ¿qué sucede cuando te sientes triste, desmotivado y sin la energía o la voluntad de levantarte de la cama durante toda una semana? ¿Estás de mal humor un poco más? ¿Te obligas a levantarte incluso cuando realmente no puedes?

Al igual que cualquier lesión o enfermedad, la depresión es una enfermedad que necesita ayuda profesional. Es una enfermedad real que afecta la capacidad del cerebro para funcionar.



Al igual que cualquier enfermedad o lesión, la depresión puede ser causada por un factor externo, como la pérdida de un ser querido, el nacimiento de un bebé o problemas en el trabajo. Su susceptibilidad a la depresión también puede verse agravada por su genética, ya que la depresión puede ser hereditaria.

La depresión no es solo algo que se decide en la mente, sino que es una enfermedad real que necesita atención médica y psicológica.

Muchos cristianos no buscan ayuda porque la comunidad cristiana nos dice que busquemos al Señor para que los consuele, pero a veces, la oración simplemente no es suficiente para ayudar a quienes padecen esta enfermedad mental.

Mito 2: busca a Dios para que te consuele y estarás bien.
La verdad: al igual que las enfermedades físicas, la oración no es suficiente para curar la depresión.

En Salmo 23: 4 , dice, Aunque camine por el valle de la muerte, no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Sí, la Biblia está llena de versículos que pueden brindarnos consuelo, pero cuando una persona deprimida se encuentra en medio de la enfermedad, es posible que la Biblia no pueda brindar la paz que la persona necesita desesperadamente.

A menudo, los que están deprimidos sienten que Dios los ha abandonado. Sienten que Dios no está en ninguna parte. Uno de los síntomas de la depresión es no poder encontrar la motivación para hacer algo placentero, ni siquiera las cosas más mundanas como bañarse o cepillarse los dientes. Su falta de motivación para hacer cualquier cosa incluye buscar la ayuda de Dios.

E incluso cuando leen la Biblia u oran, a veces sienten que están en piloto automático, como si hubiera un muro entre ellos y Dios. Que no importa cuánto oren o hablen con Dios, simplemente no pueden obtener el consuelo, la fe y la esperanza que buscan.

También pueden resentir a Dios por abandonarlos, por hacerlos pasar por la depresión. A menudo le preguntan a Dios por qué están sufriendo cuando son buenos cristianos. A menudo pueden preguntarle a Dios por qué no los cura cuando tiene el poder para hacerlo.

En Hebreos 13: 5 , dice, Nunca te fallaré. Nunca te abandonaré. Sin embargo, aquellos que sufren de depresión, a menudo se sienten abandonados, descuidados y solos.

Mito 3: La depresión es un pecado.
La verdad: la depresión no es un pecado, sino simplemente una enfermedad.

La depresión no es algo que hagas intencionalmente. La depresión es una vez más, una enfermedad y algo que te sucede, en lugar de algo que haces conscientemente y, por lo tanto, no es un pecado.

Dios hizo el mundo perfecto, pero cuando el mal entró en él, esta perfección se hizo añicos y, por lo tanto, nosotros, como seres humanos, podemos estar contaminados con enfermedades, como la depresión.

como hacer te de valeriana

Lo que nos dice la Biblia

La Biblia ofrece muchas palabras de sabiduría y consuelo para quienes sufren de depresión. Pero debido a que esta enfermedad hace que las personas se aíslen, puede ser difícil conseguirles la ayuda que necesitan.

Nosotros, como hermanos y hermanas cristianos, debemos extendernos a nuestros hermanos que están sufriendo. Tienen un muro entre ellos y Dios, y entre ellos y los demás, y depende de nosotros ayudarlos.

Podemos animarlos a que se unan a estudios bíblicos, ministerios y se pongan en contacto con nosotros cuando necesiten a alguien con quien hablar. Cuando se encuentre en una situación en la que su familiar, un ser querido o un amigo esté sufriendo de depresión, tenga a mano estos versículos de la Biblia para ayudarlos a consolarlos.

Si la persona no está dispuesta a levantarse de la cama, puede darle Filipenses 4:13 , donde dice, Puedo hacer todas las cosas en Cristo que me fortalece. La depresión puede agotar toda la energía de un individuo, pero déjele saber que Dios puede darle la fuerza para levantarse y moverse.

Si una persona se siente abandonada y sola, dele este versículo: San Mateo 11:28 , Venid a mí todos los que estáis fatigados y cansados, y yo os haré descansar. También puedes compartir este versículo: Juan 16:33 , que dice, Les he dicho estas cosas para que en mí tengan paz. En este mundo tendrás problemas. ¡Pero anímate! He vencido al mundo.

Y cuando esa persona sienta que no es nadie, que a nadie le importa, dale estos versos: Salmo 34:18 , Cercano está el Señor a los quebrantados de corazón y salva a los abatidos de espíritu. Además de este verso: 1 Pedro 5: 7 , Que estados: Echando sobre Él todas tus ansiedades, porque Él se preocupa por ti.

La depresión es una enfermedad que requiere ayuda profesional. Pero con la Palabra de Dios, Su consuelo y Su guía, las personas que sufren de depresión pueden consolarse tanto con la terapia como con el amor, la fe y la esperanza de Dios.

Versículos de la Biblia sobre la depresión

Salmo 30:11

Has convertido para mí mi lamento en danza; me desataste el cilicio y me vestiste de alegría,

Deuteronomio 31: 8

Es el Señor quien va delante de ti. El estará contigo; no te dejará ni te desamparará. No temas ni desmayes.

Salmo 3: 3.

Pero tú, Señor, eres un escudo sobre mí, mi gloria, y el que levanta mi cabeza.

Isaías 40:31

Pero los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas; se levantarán con alas como las de las águilas; correrán y no se cansarán; caminarán y no se fatigarán.

Juan 10:10

El ladrón viene solo para robar, matar y destruir. Vine para que tengan vida y la tengan en abundancia.

Filipenses 4:13

Todo lo puedo en el que me fortalece.

Juan 16:33

Les he dicho estas cosas para que en mí tengan paz. En el mundo usted tendra tribulacion. Pero anímate; He vencido al mundo.

Citas de las Escrituras sobre la depresión

Isaías 41:10

No temas porque yo estoy con vosotros; no desmayes, porque yo soy tu Dios; Te fortaleceré, te ayudaré, te sostendré con la diestra de mi justicia.

San Mateo 11:28

efesios 6 10-18 comentario

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

Jeremías 29:11

Porque yo sé los planes que tengo para ti, declara el Señor, planes para el bienestar y no para el mal, para darte un futuro y una esperanza.

Proverbios 3: 5-6

Confía en el Señor con todo tu corazón y no te apoyes en tu propio entendimiento. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus sendas.

Salmo 143: 7-8

¡Respóndeme pronto, Señor! ¡Mi espíritu falla! No escondas de mí tu rostro, no sea que yo sea como los que descienden a la fosa. Déjame oír por la mañana tu misericordia, porque en ti confío. Hazme saber el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma.

Salmo 30: 5

Porque su ira es solo por un momento, y su favor es para toda la vida. El llanto puede durar la noche, pero la alegría viene con la mañana.

Versículos de la Biblia sobre la depresión

1 Pedro 5: 7

Echando sobre él todas tus ansiedades, porque él se preocupa por ti.

Salmo 143: 7-8

¡Respóndeme pronto, Señor! ¡Mi espíritu falla! No escondas de mí tu rostro, no sea que yo sea como los que descienden a la fosa. Déjame oír por la mañana tu misericordia, porque en ti confío. Hazme saber el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma.

Filipenses 4: 6-7

No se inquieten por nada, sino que en todo, por medio de la oración y la súplica con acción de gracias, den a conocer sus peticiones a Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará sus corazones y sus mentes en Cristo Jesús.

Salmo 23: 4

Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Romanos 8:28

Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, para los que conforme a su propósito son llamados.

La depresión en las Escrituras bíblicas

Proverbios 12:25

La ansiedad en el corazón de un hombre lo abruma, pero una buena palabra lo alegra.

Romanos 12: 2

No se amolden a este mundo, sino sean transformados por la renovación de su mente, para que al probarlos puedan discernir cuál es la voluntad de Dios, qué es lo bueno, lo agradable y lo perfecto.

Salmo 9: 9

peliculas cristianas para alquilar

El Señor es una fortaleza para los oprimidos, una fortaleza en tiempos de angustia.

2 Timoteo 1: 7

Porque Dios nos dio un espíritu, no de temor, sino de poder, amor y dominio propio.

Apocalipsis 21: 4

Enjugará toda lágrima de los ojos de ellos, y la muerte no será más, ni habrá más luto, ni llanto, ni dolor, porque las cosas anteriores pasaron.

Versículos de la Biblia sobre la superación de la depresión

Salmo 34: 17-18

Cuando los justos claman por ayuda, el Señor los escucha y los libera de todas sus angustias. Cercano está el Señor a los quebrantados de corazón y salva a los abatidos de espíritu.

Mateo 6:33

Pero busca primero el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas te serán añadidas.

Romanos 15:13

Que el Dios de la esperanza os llene de todo gozo y paz en la fe, para que por el poder del Espíritu Santo abundéis en esperanza.

Juan 16:33

Les he dicho estas cosas para que en mí tengan paz. En el mundo usted tendra tribulacion. Pero anímate; He vencido al mundo.

Josué 1: 9

¿No te lo he mandado yo? Se fuerte y valiente. No temas ni desmayes, porque el Señor tu Dios estará contigo dondequiera que vayas.

Descubre Su Número De Ángel

Ver También: