Oraciones de fortaleza

Descubre Su Número De Ángel

2020 se ha convertido en un año históricamente desafiante en sus primeros meses. La cantidad de incertidumbre que hay en el aire en este momento es suficiente para estresar a cualquiera y con esta incertidumbre que ha estado afectando nuestra salud, finanzas y bienestar emocional, la gente ha estado recurriendo a múltiples salidas en busca de consuelo y seguridad.



Muchos de estos medios pueden ser positivos, como aprender un nuevo pasatiempo o habilidad para pasar el tiempo o aumentar la cantidad de tiempo que se dedica a hablar con la familia a través de las redes sociales y el tiempo en persona. Los demás pueden no ser tan positivos, ya que muchas adicciones pueden ser alimentadas por la soledad. En cualquier caso, deberíamos entregar nuestras preocupaciones a Dios y buscar consuelo a través de su palabra perfecta.



La Biblia tiene muchos ejemplos en los que el pueblo de Dios se dirige a él en tiempos de crisis. Humillarte ante el señor nunca fue visto como un signo de debilidad. Más bien, mostró fuerza, coraje y perspicacia por parte de estos hombres que fueron capaces de reconocer sus defectos y la necesidad de la ayuda de Dios.



Incluso Jesús, que era perfecto a los ojos del Señor, vio el valor de confiar en su padre celestial. Salomón, uno de los reyes más sabios, ricos e infames de Israel, oró por sabiduría por encima de todo.

David pidió humildemente fuerza, a lo que Dios le concedió como evidente por su legado. La fuerza que Dios nos otorgará puede que no sea la de los reyes de la antigüedad, pero siempre nos dará la fuerza para soportar las dificultades que se nos presenten.



1 Pedro 5: 6 dice: Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios para que él los exalte a su debido tiempo. Al igual que los reyes del antiguo testamento y los discípulos del nuevo, si recitamos estas oraciones al señor, es una forma de humillarnos ante él.

Reconocer nuestras propias ineficiencias puede ser un desafío para muchos hombres o mujeres que se distinguen por su independencia; posiblemente porque creen que la necesidad de depender de los demás es una debilidad o tal vez porque han confiado en otros antes y otras personas los han defraudado.

pequeña corbeta roja eufemismo

Esto es algo con lo que he luchado personalmente, y estoy seguro de que muchos otros también lo han hecho. Es casi inevitable que las personas en las que confiamos nos decepcionen al final porque, como todos sabemos, las personas son imperfectas.



El único incondicional, completamente perfecto y completamente confiable es el que nos hizo a todos. Podemos hacer todas las cosas a través de Aquel que nos fortalece (parafraseado de Filipenses 4:13) y podemos obtener esta fuerza hablando con él personalmente; y al leer su palabra o leer diferentes oraciones de aliento, responderá a nuestras oraciones. Todo lo que tenemos que hacer es simplemente pedir y se nos dará. Las siguientes oraciones son palabras para leer o recitar cuando le pidamos a Dios fortaleza en nuestros momentos de debilidad física o espiritual.

Es Dios quien me arma con fuerza y mantiene seguro mi camino.

2 Samuel 22:33

Cómo orar por fuerza

Cuando consideramos la fuerza de nuestros hábitos de oración, muchos de nosotros debemos admitir que oramos por varios problemas que enfrentamos todos los días. Oramos por nuestras familias y amigos, oramos por la salud e incluso oramos por nuestros líderes espirituales. Pero incluso aquellos de nosotros que tenemos una fuerte vida de oración solo consideramos orar por fortaleza en nuestros momentos más débiles.

La oración debe convertirse en una práctica habitual en la vida de los cristianos devotos. Por lo tanto, mientras oramos por muchos otros aspectos de nuestra vida, es práctico orar por fortaleza. antes de sentimos que lo necesitamos.

Ore pidiendo fortaleza durante esos momentos en los que se sienta fuerte. Esta práctica fortalecerá su vida de oración a largo plazo y le servirá para construir una reserva de fe sólida en la que puede confiar durante los momentos de debilidad espiritual.

Una oración por fortaleza espiritual

Padre celestial, Dios de paz, eres el deseo de mi corazón. En tu palabra encuentro esperanza. En tu Espíritu Santo encuentro fuerza.

Gracias por su comodidad en circunstancias estresantes. Gracias por la calma durante las tormentas de la vida. Gracias por tu amor eterno que nunca me falla.

Dios, vengo a ti ahora porque soy débil. Las tensiones de la vida abruman mi alma. Las tentaciones pecaminosas me rodean y necesito tu ayuda para mantenerme fuerte. Fortalece mi espíritu, oh Dios.

Tu palabra dice que das fuerza al cansado y acrecienta el poder del débil. Dios, te necesito ahora. Derriba todas las fortalezas de mi vida para acercarme más a ti en espíritu.

Tú eres mi refugio y mi roca. Creo que cubrirás mis necesidades en vida y en espíritu. Reclamo mi milagro espiritual de antemano. Gracias, querido Dios, por tu amor inagotable. Amén.

Una oración de valentía

Querido Dios, antes de pedirte algo, quiero darte las gracias por las muchas oportunidades que me has brindado. Sé que no estaría en esta posición sin su ayuda y orientación. Pero aquí estoy Dios, asustado y asustado.

Ayúdame a confiar en tu palabra que dice que no me has dado el espíritu de miedo sino una mente fuerte. Le pido a Dios que vayas delante de mí y endereces todos los caminos tortuosos. Pelea mis batallas, oh Dios. Te pido estas cosas en tu incomparable nombre. Amén.

Una oración por la fortaleza mental (cordura)

Padre Dios, primero te someto a mi voluntad. Alabo tu omnipotente poder. Me siento debilitado en mi mente. El estrés de mis circunstancias es demasiado, así que busco tu rostro.

Hoy Padre, ayúdame a acercarme a ti. sé Isaías 26: 3 . Toca mi mente y ayúdame a concentrarme en tu promesa de mantener mi mente mientras confío en ti.

Tú eres mi fuerza en tiempos de debilidad, así que Dios, fortalece mi mente en el nombre de Jesús. No hay nadie como tú en la Tierra. Dios, calma el espíritu de ansiedad y toma el control de mi mente.

Jesús es el hombre más grande que conozco

Ayúdame a mantener mi confianza y fe en ti. Dios, media en mi nombre. Abba, necesito fuerzas para seguir. Yahweh, necesito fuerzas para hacerlo. Jehová, fortalece mi mente hoy. Sé que puedes y creo que lo harás. En el nombre de Jesús oro. Amén.

Una oración por la fuerza física

Dios padre, Proverbios 18:10 dice: Torre fuerte es el nombre del Señor; el justo corre a ella y está a salvo. Te agradezco, Dios, por esa seguridad en tu nombre. Te pido ahora la fuerza que necesito para la tarea que tengo por delante. Fuerza para soportar y aceptar al costo más incómodo. Eres mi roca y mi fortaleza. En ti confiaré.

Me has bendecido con la salud física y la fuerza para prepararme para este momento y ahora ha llegado el momento de que la preparación y el destino se encuentren. Quédate conmigo, oh Dios. Dame la fuerza para sobresalir. Dame la energía para lograrlo. Hazme un recipiente de tu poder supremo.

Hazme un ejemplo terrenal de tus poderosas obras y siempre daré a tu nombre la alabanza, el honor y la gloria. Amén.

Una oración pidiendo fortaleza en tiempos de soledad

Padre Celestial, sé que me amas. Me muestras todos los días que tu gracia me rodea. Por eso estoy agradecido y alabo tu santo nombre.

Vengo a ti ahora, oh Señor, porque mi carne es débil. Necesito tu ayuda. Necesito tu fuerza. Te pido que envíes tu espíritu santo para guiarme en mi hora más débil.

La tentación está a mi alrededor, pero mi alma desea complacerte solo. Dame poder para negar mis deseos carnales y servirte solo a ti.

Aunque no estoy solo, mi corazón está solo y siento que nadie me entiende. Pero he escondido tu palabra en mi corazón y no quiero pecar. Conoces el deseo de mi corazón.

Señor, te pido que limpies mi mente de pensamientos carnales y llenes mi corazón solo con amor por ti. Reprende las tentaciones del enemigo y aumenta mi fe, oh Dios.

Envía el consuelo de tu Espíritu Santo y ordena a mis pensamientos impuros que huyan. Alabo tu nombre por la restauración de una mente sana y la paz y la serenidad de mi cuerpo. Yo soy tu templo, oh Dios. Mi deseo es la pureza de cuerpo, mente y alma.

Gracias, Dios, por tu compañía y consuelo. Amén.

Una oración pidiendo fortaleza en tiempos difíciles

¡Abba! ¡Padre de TODOS! ¡Dios del cielo y de la tierra! ¡Oh, tú reinas! Como Dios, eres tan asombroso y sabes todas las cosas. Dios, todavía eres fiel y no te has olvidado de tus Hijos.

A través de este tiempo de dificultades, miro a un Efesios 3:20 bendición como te doy las gracias de antemano. Mi lucha está tratando de superarme y no estoy seguro de lo que vendrá de esta situación, pero estoy seguro de que eres un Dios de gracia y misericordia.

Señor, eres todo lo que necesito, así que Señor, te pido que tomes la iniciativa. Haz las provisiones que solo tú puedas. Abra todas las puertas cerradas. Rezo. Me paro. Confío. Creo que mis pasos están ordenados según Salmo 37:23 .

El Dios al que sirvo interviene. Dios, te necesito ahora, tienes que ser tú en esta hora. Dios, tú lo sabes mejor. Señor, deja que se haga tu voluntad en y a través de esta tormenta. Jesús, ayúdame a estar quieto y recordar que eres Dios. Salmo 46:10 .

la mejor cancion de 2pac

Expreso mi más sincero aprecio y gratitud por tu divino plan para mi vida. Mi rostro está como un pedernal. Soy más fuerte. Yo soy mas sabio. Estoy mejor. Decreto que soy Bendito. Gano, ahora y siempre. Amén.

Versículos de la Biblia para la fortaleza

Estos son algunos de nuestros versículos bíblicos favoritos sobre la fuerza de Dios. Esperamos que estos pasajes de las Escrituras le den esperanza, aliento y confianza.

  • Él fortalece al cansado y aumenta el poder del débil. ~ Isaías 40:29
  • los que esperan en el SEÑOR renovarán sus fuerzas. Se remontarán con alas como las águilas; correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán. ~ Isaías 40:31
  • Pero él me ha dicho: Bástate mi gracia, porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más en mis debilidades, para que el poder de Cristo descanse sobre mí. ~ 2 Corinthians 12:9
  • Dios es nuestro refugio y fortaleza, una ayuda siempre presente en los problemas. ~ Salmo 46: 1
  • El SEÑOR es mi fuerza y ​​mi escudo; en él confía mi corazón y él me ayuda. Mi corazón salta de gozo y con mi cántico lo alabo. El SEÑOR es la fortaleza de su pueblo, fortaleza de salvación para su ungido. ~ Salmo 28: 7-8

Conclusión

La palabra de Dios dice en Santiago 5:16 que la oración ferviente y eficaz del justo vale mucho. Mantenga un corazón puro y sincero mientras lee y recita estas oraciones y crea que nuestro Dios en el cielo las responderá. Bendito sea en el nombre de nuestro Dios Padre.

Descubre Su Número De Ángel

Ver También: